SANTO DOMINGO. El director de Comercio Exterior de la provincia de Guangtong, Gao Shoujian, afirmó que el Caribe tiene mucho futuro para el turista chino, al tiempo de ver en República Dominicana un destino completo con los más altos estándares.

“La mayoría de turistas chinos visitan Asia, Europa y Estados Unidos, convirtiéndose el Caribe en un potencial, ya que los turistas chinos no repiten y prefieren descubrir otros lugares exóticos como lo es el Caribe¨, dijo Shoujian.

Durante una visita al ministerio de Turismo de una delegación de la provincia china de Guangdong, Shoujian invitó al titular de la cartera, Francisco Javier García, a participar de las actividades promocionales que realizan en la localidad, a título de intercambiar experiencia y fomentar el comercio entre las dos naciones.

“Creo que tenemos excelentes oportunidades, podemos promover el turismo desde china al Caribe y viceversa, si cada turista que sale de Wangtong gasta un dólar eso significa 100 millones de dólares un cálculo simple¨, aseguró.

García destacó la apertura de República Dominicana para la inversión extranjera.

¨Tenemos en la actualidad unas 70 mil habitaciones, apenas el 14 por ciento de la capacidad de explotación, lo que garantiza un crecimiento y abre las puertas para que empresarios chinos puedan invertir con toda confianza en la industria turística de la República Dominicana”, dijo el ministro García.

La nación más populosa del planeta atraviesa una etapa de imparable expansión económica y se presenta como la gran alternativa.

Empresarios chinos han puesto el ojo en República Dominicana

Sin restricciones consulares pronto millones de Chinos viajarán a Norteamérica y de estos miles de millonarios Chinos llegarían a Miches a hacer turismo.

Gao Shoujian, Representante de la Oficina de Desarrollo Comercial de la República de China, afirma que la República Popular China aspira a fortalecer, cultivar, estrechar y aprovechar las relaciones bilaterales con la República Dominicana para desarrollar aquí proyectos de inversión en diversas áreas de la economía y ampliar los programas de cooperación económica, cultural y académico.

Según Shoujian, “nos encontramos en una etapa de promover las relaciones reales, sobre todo podemos trabajar, por ejemplo, en los campos de intercambios culturales, académicos y también cooperaciones económicas y comerciales”.