República Dominicana: el paraíso del turismo ecológico

Por todos es conocida República Dominicana como paraíso del caribe, con sus largas y blancas playas. Su riqueza natural también se extienden a sus montañas y sus paisajes, lo que hace de este país uno de los destinos favoritos por los turistas.

En los últimos tiempos, tal ha sido su fama que ha llegado hasta el viejo continente y cada día son más los turistas que deciden cruzar el Atlántico para disfrutar de sus riquezas. Con el auge del turismo en los años 90 ya son muchos las cadenas hoteleras que han optado por el desarrollo en el país. La Romana, Punta Cana o Juan Dolio, son algunas de las playas más solicitadas y como consecuencias las más castigadas ecológicamente.

Para conseguir mantener estas playas en las mejores condiciones y seguir siendo las mejores del mundo según la Unesco, debemos tomar conciencia y no relajar nuestro compromiso con el medio ambiente pese a tomarnos unas vacaciones. Disfrutar de unos días de descanso no nos exime de la responsabilidad para con el medio que nos rodea.

Si has decidido pasar unos días en la República Dominicana recuerda seguir estos consejos para no dejar huella en tu paso:

  • Es importante que partas desde casa con una mentalidad ecológica, por lo que ten en cuenta que los transportes que utilices contaminen lo menos posible. Por ejemplo, si decidieron alquilar carros usados para el transporte en sus vacaciones, opten por aquellos que tengan motor híbrido.
  • Escoja hoteles locales o departamentos en alquiler evitando los resorts y complejos hosteleros de la zona. No solo entrarás en contacto con el pueblo dominicano, también ayudarás al desarrollo de la economía local y obtendrás un gran ahorro. Quizás no sea la opción más cómoda pero si la más auténtica. Harás de tus vacaciones una experiencia inolvidable fuera aparte de los tópicos sobre el caribe.
  • Por supuesto evita contaminar las plazas o montañas estando atento a tus residuos y sobre todo a las colillas de los cigarrillos.
  • Evita realizar excursiones que conlleven paseos en quads o motos de agua. El senderismo es una opción mucho más ecológica y te ayudará a cuidar tu línea en vacaciones.
  • Intenta pasar lo más desapercibido posible por el medio. Traerte de recuerdo una flor o un animal exótico es un delito ambiental y puede conllevar acciones legales.
  • Por último, no olvides seguir reciclando, ahorrando agua o vigilando el consumo de energía. Aunque el precio del hotel incluya estos gastos realmente lo pagará el medio ambiente.