Pero esto no es todo: también a lo largo de toda Latinoamérica y el Caribe se pueden ver grandes disparidades, con países como Barbados, Uruguay y Trinidad y Tobago con niveles de penetración de líneas fijas cercanos a los de los países avanzados, mientras que países como Haití, Paraguay y Nicaragua con posiciones muy bajas dentro del ranking global, con menos de una o dos líneas por cada 100 habitantes.

SANTO DOMINGO.- La República Dominicana se encuentra junto a Uruguay, Trinidad y Tobago, México, Panamá, Costa Rica y Colombia entre los países de América Latina y el Caribe que “más han avanzado” en niveles de penetración de la banda ancha en los últimos cinco años, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En un análisis sobre el informe del BID que publica el portal digital TyN MLatinoamérica, que se especializa en la divulgación de informaciones sobre los avances tecnológicos en la región, se señala que “si bien los niveles de penetración de la banda ancha fija en América Latina y el Caribe se ha incrementado y se espera que alcance entre el 16% y el 18% en 2012, están muy lejos de los países europeos como Francia y Suecia”.

En este informe se estima que las mejoras en la conectividad en la región aumentarían la competitividad de pequeñas y medianas empresas y permitiría servicios públicos más eficientes, especialmente en las áreas de salud y educación. Para aumentar esta conectividad, se recomienda a los Gobiernos reducir los impuestos especiales a las telecomunicaciones, establecer marcos regulatorios para el sector sostenibles y un sistema de licencias común para internet, televisión y telefonía.

El estudio del BID establece, según publica TyN Latinoamérica, que “la diferencia queda clara cuando se hace una comparación entre ambas regiones: mientras los países europeos muestran una penetración media de 30 líneas de banda ancha instaladas por cada 100 habitantes, los países de América Latina y el Caribe alcanzan de media solamente un tercio de esa cantidad.

Este reporte del organismo, que se dio a conocer bajo el nombre de “La Banda Ancha como catalizador del desarrollo económico y social en los países de América Latina y el Caribe”, indica que un aumento del 10% en la penetración de servicios de banda ancha en la región determinaría un incremento medio del 3,2% del Producto Interno Bruto (PIB) y un aumento de la productividad de 2,6 puntos porcentuales.

Pero esto no es tod también a lo largo de toda Latinoamérica y el Caribe se pueden ver grandes disparidades, con países como Barbados, Uruguay y Trinidad y Tobago con niveles de penetración de líneas fijas cercanos a los de los países avanzados, mientras que países como Haití, Paraguay y Nicaragua con posiciones muy bajas dentro del ranking global, con menos de una o dos líneas por cada 100 habitantes.

De acuerdo con el estudio, en los últimos cinco años Uruguay, Trinidad y Tobago, México, Panamá, Costa Rica, Colombia y la República Dominicana son los que más han avanzado.

Respecto a los precios de acceso, Venezuela, Brasil y Uruguay cuentan con las tarifas más baratas y, del lado contrario, Honduras, Belice y Haití, tienen las más caras.