Población dominicana se prepara para celebrar cena de Nochebuena este sábado

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La cena de Nochebuena es una tradición mundial, pero en la República Dominicana se caracteriza por ser una celebración colmada de alegría, nostalgia y cariño que se manifiesta en amigos, compañeros de labor, pero sobre todo en la familia, que junto a vecinos y allegados se reúnen en la mesa a dar gracias a Dios por un año más en el que se aboga por la unión familiar, la paz y la prosperidad. El 24 de diciembre es un símbolo de unión familiar que permite al mismo tiempo limar aspereza entre las personas, ya que el momento es preciso para olvidar disgustos y en cambio ofrecer amor y cariño a sus semejantes.

El ambiente de navidad se presenta en los adornos y decoraciones que aparecen en las casas, comercios, instituciones y el resto de establecimientos.

Asimismo, las estaciones de radio empiezan a tocar canciones características de la época navideña y desde inicios de diciembre las empresas celebran sus esperadas fiestas de fin de año, donde comparten empleados, dueños y administradores, en donde además con sorteos, abundante comida, bebida, música y bailes, comparte en un breve espacio que aparta la cotidianidad laboral.

Las amas de casa preparan la cena de Nochebuena con su tradicional moro de guandules, cerdo, pollo horneado, ensalada rusa o verde, y por supuesto el famoso pan denominado “Telera” que acompaña la cena navideña.

Asimismo, en la mesa no pueden faltar las frutas simbólicas de los dominicanos en la época navideña, como son las manzanas, uvas y peras.

República Dominicana es un pueblo solidario, y así lo caracterizan en la costumbre de ceder un plato de cena o almuerzo navideño a sus vecinos o al que llegue de improviso a la casa. Es una manera de simbolizar la amistad.

Igualmente, una fiesta sigue a la otra y el mes de diciembre es un constante celebrar entre amigos y familiares. Se unen a la celebración los dominicanos ausentes, que han emigrado a otros países y regresan para pasar las fiestas en casa, cargados de detalles para familiares y amigos.

Con respecto al comercio, la tiendas de las principales arterias comerciales del Distrito Nacional y la provincia de Santo Domingo permanecen abarrotadas de personas comprando ropas, zapatos, accesorios del hogar y electrodomésticos.

El señor Bruno Reyes, vendedor de carnes (cerdo y pollo) y frutas en la carretera de San Isidro de Santo Domingo Este, comentó al equipo de El Nuevo Diario los precios de la mercancía navideña.

“Mire doña la libra de cerdo cuesta RD$220.00, un pollo horneado RD$250.00, la libra de uva está a RD$100.00, mientras que las manzanas oscilan entre RD$30.00, RD$25.00 y RD$20.00”, afirmó el señor Reyes.

NACIMIENTO DEL NIÑO JESÚS

El “Nacimiento del Niño Jesús en el Pesebre” es el 24 de diciembre a las 12:00 de la noche. La representación simbólica de este acto se hace con un bebé que representa al niño Jesús, colocando a su lado la estatua de la Virgen María y su compañero José; se acompaña además un árbol de navidad, así como también los Reyes Magos con regalos para celebrar el nacimiento del niño Jesús.

Asimismo, es tradición que en las iglesias se prepare un altar con el nacimiento del niño Jesús simbólico, y las personas tienen como costumbre visitar diferentes iglesias para admirar este arreglo que se hace con esmero y dedicación.

MISA DEL GALLO

La Misa del Gallo, otra tradición cristiana de la época, se celebrará este 2011 a las 7:00 de la noche en Santo Domingo en la Catedral Primada de América y en las demás iglesias en cada región, según anunció el Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez.

LA TRADICIONAL CENA DE NOCHEBUENA

Este 24 de diciembre, el plato central es cerdo entero asado en puya o pierna de cerdo horneada, acompañado de pasteles en hoja, hecho con masa de plátanos que se envuelve con hojas del mismo, rellena de carne y atado con una pequeña soguita.

El pavo también tiene su lugar en la mesa y cuando los recursos económicos escasos justifican su ausencia, es sustituido por el pollo horneado.

El cerdo asado en su puya es típico del Cibao, que es la zona Norte de la República Dominicana, el pavo relleno de San Juan y San José de Ocoa, y los pasteles en hojas son oriundos del Este.

Menos comunes en el menú moderno es el pan de fruta, aunque mantienen su presencia en la mesa de las fiestas.

Junto al cerdo y los pasteles, el plato central, o complemento principal es el “locrío” o moro de guandules, así como la ensalada de papas, la cual incluye típicamente trocitos de manzana y petit-pois, donde el presupuesto familiar lo permite.