El movimiento juvenil La Multitud rechazó enérgicamente la pretensión de los gobiernos dominicano y estadounidense de construir una infraestructura militar con la excusa de combate al narcotráfico.

En una declaración difundida hoy, los jóvenes plantean que la isla Saona es un Parque Nacional y es parte del país, que es inviolable y afirmaron que no permitirán se lesione el territorio dominicano bajo ningún pretexto o pretensión.

La Multitud señala que es inaceptable que gobiernos extranjeros construyan o ayuden a construir instalaciones militares en el país, lo cual coloca a Dominicana bajo su tutela militar y, por tanto, compromete la soberanía nacional.

Johan Balbuena, vocero de La Multitud, recordó que todavía está viva en la memoria del pueblo la injerencia norteamericana y la ocupación del suelo patrio en los años 1965 y antes, de 1916 a 1924 y que los dominicanos defendieron y defenderán con sangre y fuego la enseña tricolor.

Balbuena afirmó que los que apoyan esos planes no se han conformado con venderle los recursos naturales del país a empresas extranjeras, sino que ahora pretenden convertir el país en una base al servicio de la política guerrerista norteamericana.

La Multitud cataloga el proyecto como una afrenta comparable solo con el intento del gobierno de Buenaventura Báez de vender la bahía de Samaná a los Estados Unidos, lo cual fracasó entonces y fracasará ahora, concluye el movimiento juvenil.

Al mismo tiempo, La Multitud llamó al pueblo a rebelarse contra este proyecto y defender el suelo dominicano y su dignidad como pueblo.

El movimiento juvenil La Multitud rechazó enérgicamente la pretensión de los gobiernos dominicano y estadounidense de construir una infraestructura militar con la excusa de combate al narcotráfico.

En una declaración difundida hoy, los jóvenes plantean que la isla Saona es un Parque Nacional y es parte del país, que es inviolable y afirmaron que no permitirán se lesione el territorio dominicano bajo ningún pretexto o pretensión.

La Multitud señala que es inaceptable que gobiernos extranjeros construyan o ayuden a construir instalaciones militares en el país, lo cual coloca a Dominicana bajo su tutela militar y, por tanto, compromete la soberanía nacional.

Johan Balbuena, vocero de La Multitud, recordó que todavía está viva en la memoria del pueblo la injerencia norteamericana y la ocupación del suelo patrio en los años 1965 y antes, de 1916 a 1924 y que los dominicanos defendieron y defenderán con sangre y fuego la enseña tricolor.

Balbuena afirmó que los que apoyan esos planes no se han conformado con venderle los recursos naturales del país a empresas extranjeras, sino que ahora pretenden convertir el país en una base al servicio de la política guerrerista norteamericana.

La Multitud cataloga el proyecto como una afrenta comparable solo con el intento del gobierno de Buenaventura Báez de vender la bahía de Samaná a los Estados Unidos, lo cual fracasó entonces y fracasará ahora, concluye el movimiento juvenil.

Al mismo tiempo, La Multitud llamó al pueblo a rebelarse contra este proyecto y defender el suelo dominicano y su dignidad como pueblo.

El movimiento juvenil La Multitud rechazó enérgicamente la pretensión de los gobiernos dominicano y estadounidense de construir una infraestructura militar con la excusa de combate al narcotráfico.

En una declaración difundida hoy, los jóvenes plantean que la isla Saona es un Parque Nacional y es parte del país, que es inviolable y afirmaron que no permitirán se lesione el territorio dominicano bajo ningún pretexto o pretensión.

La Multitud señala que es inaceptable que gobiernos extranjeros construyan o ayuden a construir instalaciones militares en el país, lo cual coloca a Dominicana bajo su tutela militar y, por tanto, compromete la soberanía nacional.

Johan Balbuena, vocero de La Multitud, recordó que todavía está viva en la memoria del pueblo la injerencia norteamericana y la ocupación del suelo patrio en los años 1965 y antes, de 1916 a 1924 y que los dominicanos defendieron y defenderán con sangre y fuego la enseña tricolor.

Balbuena afirmó que los que apoyan esos planes no se han conformado con venderle los recursos naturales del país a empresas extranjeras, sino que ahora pretenden convertir el país en una base al servicio de la política guerrerista norteamericana.

La Multitud cataloga el proyecto como una afrenta comparable solo con el intento del gobierno de Buenaventura Báez de vender la bahía de Samaná a los Estados Unidos, lo cual fracasó entonces y fracasará ahora, concluye el movimiento juvenil.

Al mismo tiempo, La Multitud llamó al pueblo a rebelarse contra este proyecto y defender el suelo dominicano y su dignidad como pueblo.