SANTIAGO, República Dominicana.- JetBlue Airways (NASDAQ: JBLU) amplió su servicio a la República Dominicana con la inauguración de nuevos vuelos entre Newark y Santiago, y entre Fort Lauderdale y Punta Cana. Los vuelos desde Newark al Cibao representan una nueva y conveniente opción para los dominicanos que residen en “el Estado JardÃn.” Nueva Jersey figura tener la segunda mayor población de dominicanos en los EE.UU.

“Este servicio entre Nueva Jersey y Santiago servirá como una nueva alternativa para nuestros clientes dominicanos, complementado nuestros servicios desde el aeropuerto Kennedy en Nueva York,” dijo Giselle Cortés, directora de los aeropuertos para JetBlue. “Junto con el nuevo servicio entre Fort Lauderdale y Punta Cana, JetBlue reafirma su meta de ofrecer el mayor número de vuelos entre la República Dominicana y los EE.UU.”

El nuevo servicio entre Fort Lauderdale y Punta Cana crea una nueva fuente para los turistas que desean conocer este destino turístico que sigue creciendo en popularidad.

JetBlue celebró la inauguración con una visita humanitaria a la Escuela Nacional de Sordo Mudos en Santiago. Coordinada por la organización DREAM (dedicada al desarrollo de los niños dominicanos, se entregaron 500 libros donados por First Book, que cuenta con ser socio de JetBlue en sus esfuerzos en el á¡rea de responsabilidad social corporativa.

Es la segunda visita que JetBlue y DREAM han tomado a la escuela, resultando en la entrega de mil libros para los estudiantes. La aerolínea tomó la ocasión de la inauguración y su visita humanitaria para anunciar que, en el otoño de 2014 y en conjunto con la organización Autism Speaks, su programa humanitario del autismo “Blue Horizons for Autism” (Horizontes Azules) hará¡ su primera visita en el Caribe y Latinoamérica, en Santiago.

Los eventos “Blue Horizons for Autism” simulan el proceso completo asociado con los viajes por aeronave para los niños y sus familias afectadas por el autismo. Los viajes y la experiencia de navegar un aeropuerto pueden ser estresantes, ya que los síntoma de esta dolencia incluyen la hipersensibilidad al estar alrededor de grupos de personas o los altos ruidos, y dificultades con expresarse.

El resultado es que muchas familias evitan viajar dado a la preocupación sobre el efecto que el viaje causará¡ en sus hijos, además de la reacción que esto causará¡ en los demás pasajeros y tripulantes. La meta del evento es que las familias puedan aprender a pasar por la experiencia de una forma menos estresante.