SANTO DOMINGO (R. Dominicana).- La portavoz del Sistema de Atención a Emergencias 9-1-1 y viceministra de la Presidencia, Zoraima Cuello, reafirmó hoy la decisión del Gobierno de suspender las líneas telefónicas prepago que no tengan actualizados sus registros.

El plazo para actualizar ese registro vence hoy a las 12:00 de la medianoche, recordó la funcionaria en rueda de prensa.

A partir de ese momento, las operadoras de telefonía deberán suspender el servicio de estas líneas, en cumplimiento de una resolución emitida por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), precisó Cuello.

Subrayó que en la actualidad un elevado porcentaje de las líneas prepago del país no están debidamente identificadas con el nombre y documento de su verdadero usuario, lo que tiene graves consecuencias sobre la seguridad ciudadana y el buen funcionamiento de instituciones como el Sistema Nacional de Emergencias 911.

La funcionaria indicó que para dar una solución definitiva a esta situación se estableció un plazo a las operadoras y a los usuarios para el debido registro, que expira esta noche.

“A partir de ese momento, Indotel, el Ministerio Público y la Policía Nacional velarán por el estricto cumplimento de esta medida, que supondrá un gran avance en el ordenamiento de las telecomunicaciones en el país”, agregó

Desde el Ministerio de la Presidencia, dijo, “entendemos que las operadoras han contado con un plazo razonable de seis meses para llevar a cabo los registros necesarios y consideramos que los beneficios que reportará esta medida a toda la población no nos permiten seguir posponiéndola”.

A los usuarios que aún no hayan realizado el registro, Cuello recordó que es “un proceso muy sencillo y pueden hacerlo en pocos minutos en cualquier oficina de telefonía, a través de su celular o de la página de internet de su operadora”.

Entre los objetivos que se lograrán con esta medida, destaca el control de la delincuencia, dijo, y agregó que “esto nos va a permitir impedir a criminales usar teléfonos macos para cometer delitos de sicariato, narcotráfico, extorsión y otros, en los que la experiencia muestra que siempre se recurre a este tipo de líneas”.

Recordó que desde 2009 las compañías prestadoras de telecomunicaciones iniciaron en la República Dominicana la venta masiva de teléfonos móviles prepagados, lo que dio lugar a que los dealer y sub dealer, con el interés de vender más celulares e incrementar sus ganancias, salieran a las calles a vender teléfonos prepagos, preactivados con nombres de otras personas, sin contar con su consentimiento.

Posteriormente, las operadoras activan esas líneas sin comprobar esos datos, lo que supone un robo de identidad, dijo.

“El registro de los celulares nos permitirá terminar con esta práctica”, aseguró y dijo que las empresas de telecomunicaciones “tienen la obligación de eliminar los casos de robo de identidad, en los que los ciudadanos no sabían hasta ahora si alguien estaba utilizando sus datos para dar mal uso a un celular prepago”.

Cuello dijo que es posible que cualquiera persona tenga 10 teléfonos a su nombre sin saberlo.

“A primera vista, tener un teléfono sin identificar podría aparecer algo inocente, algo sin consecuencia alguna, sin embargo no es así”, precisó. EFE

http://www.7dias.com.do/