El cantador español Diego el Cigala llegó a la República Dominicana, acompañado de su familia, para instalarse definitivamente en el país caribeño y convertir su residencia en el “descanso del guerrero”.

En declaraciones a la agencia de noticias Efe, el cantador indicó que convertirá el país en su base para, desde allí, trasladarse a sus conciertos por Latino américa.

Sin embargo, a partir del 21 de septiembre viajará a Europa donde ofrecerá varios conciertos que le llevarán a Grecia e Inglaterra, entre otros países, para luego seguir a finales de octubre ir a Colombia, México y Argentina.

El artista aseguró que tiene planes de ofrecer un concierto en República Dominicana, junto al afamado cantante dominicano Juan Luis Guerra.

De hecho, Diego el Cigala se encuentra pendiente de que se le conceda la nacionalidad dominicana.

“Estoy como en mi casa (…) estoy muy contento con la efusividad que me manifestáis. Soy un dominicano más que aprecia la coincidencia de carácter de esta tierra con la que nací”, expuso el artista el pasado mes de mayo cuando anunció que viviría en el país.

“Es que hace mucho que me siento un dominicano de sentimiento, así lo manifiesto internacionalmente”, indicó.

El artista español irrumpió en la escena internacional con el disco “Lágrimas negras”, que realizó junto al pianista cubano Bebo Valdés y que juntos les valió el premio Grammy.

Luego publicó el disco “Picasso en mis Ojos” y repitió la receta de la fusión musical con “Dos Lágrimas” y el pianista Guillermo Rubalcaba. Más tarde optó por “Cigala & Tango” y recientemente presentó “Romance de la luna Tucumana”.

Cigala estuvo el pasado mes de julio con una gira por España que le llevó a Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca.

Diego Ramón Jiménez Salazar, verdadero nombre del artista, llegó este domingo a suelo dominicano junto a su esposa, Amparo, y demás familiares, “a excepción de dos nietas”, que lo harán “cuando tengan tres o cuatro meses”.

En declaraciones a Efe, remarcó que en el país caribeño se siente “como en casa” y que “aquí la gente es muy cálida”.

“Es para comérsela…son respetuosos”, señaló.

Según reporta la prensa dominicana, el cantaor español eligió el muy exclusivo enclave Playa Nueva Romana, de la cadena española Bahía Príncipe, como su nueva residencia en el país caribeño.

“La República Dominicana es maravillosa, me gusta muchísimo. Yo he conocido Latinoamérica entera y en este país me he sentido súper cómodo, aquí tengo libre albedrío”, expresó.

La decisión de instalarse en el país caribeño la analizó durante un par de años y se debe, en parte, a la crisis que atraviesa España que, según dijo, “está pasando por un momento súper difícil”.

Hace unos meses, mientras presentaba su disco “Romance de la luna Tucumana”, el cantaor confirmó que se iba de España porque “la crisis le empuja a buscarse nuevos horizontes”.

“Me voy pero me llevo a España en el corazón”, dijo entonces. “Volveré siempre que pueda, a trabajar y a ver a mi gente”, añadió.