El sexo forma parte de nuestras vidas, y por ello no lo debemos dejar de lado, ya que es parte del ser humano. Es cierto que no siempre nuestro cuerpo responde a los estímulos de la misma manera, ya que no siempre estamos en las mismas condiciones.

Por eso es importante que utilicemos alimentos que pueden ayudarnos a aumentar el deseo.

El cacao es el producto afrodisíaco por excelencia, ya que el cacao facilita la liberación de una sustancia llamada dopamina que nos hace sentirnos más excitados y predispuestos al sexo. Además, el calcio que contiene la leche que acompaña al cacao ayuda a mejorar el sistema nervioso y con ello el aumento de la sensibilidad corporal frente a los estímulos del exterior.

La miel de abeja: es uno de los mejores y más poderosos nutrientes de la naturaleza. Aporta vitalidad en todos los ámbitos y es especial para el sexo porque contiene abundante boro, mineral que puede incidir en el aumento del nivel de teosterona, hormona directamente relacionada con la sexualidad, el deseo y la capacidad de tener orgasmo.

También posee un antibiótico natural que previene y combate los resfriados. Imprescindible para estar sanito.

El marisco siempre se ha entendido como un afrodisíaco, en concreto las ostras, que contienen altas dosis de zinc, un mineral necesario para la producción de testosterona. Pero no solo las ostras son las causantes de este aumento de la testosterona, sino que alimentos como el pollo pueden contribuir ya que contiene altas dosis de zinc y de vitamina B6, ambos muy necesarios para que el organismo produzca esta hormona directamente relacionada con el sexo.

La sandía es una fruta muy beneficiosa para el organismo, pero a todos los niveles, ya que contiene altas dosis de arginina y citrulina que disparan la producción de óxido nítrico, un vasodilatador que nos ayudará a mejorar nuestras relaciones sexuales.

El plátano es otra fruta importante a la hora de mejorar las relaciones sexuales, pues contiene bufotenina, una sustancia que mejora el estado de ánimo y con él la seguridad en nosotros mismos y el impulso sexual.

El atún es un alimento presente en la dieta de muchos deportistas debido a su alto aporte proteico, pero también puede ayudarnos a mejorar la circulación sanguínea, pues contiene altas dosis de vitamina B3, que se encarga de mejorar la circulación y con ella conseguir unas relaciones sexuales más satisfactorias.

Los alimentos ricos en vitaminas del grupo A, B, C, E y P: son muy necesarios para fomentar nuestra energía sexual.

La vitamina C es importante para que el esperma sea abundante, y por ello debemos consumir alimentos que contengan altas dosis de esta vitamina. Un claro ejemplo son los cítricos como las naranjas o las mandarinas, así como los kiwis y los arándanos, que nos ayudarán a tener mejores eyaculaciones. Las semillas de sésamo son otro de los alimentos que nos ayudarán a la hora de tener relaciones sexuales, ya que contienen altas dosis de energía y de minerales como el selenio, el calcio, el zinc, magnesio y vitamina E, todos ellos necesarios para mantener la libido a ralla.

El Vino es una inversión a largo plazo que la mayoría de nosotros estamos dispuestos a hacer. Un estudio reciente reveló que las  que beben una o dos copas de vino tienen una mejor experiencia al momento sexual… el deseo, lubricación, etc.

Otros alimentos importantes son: huevos, espinacas, repollo, alcachofa, almendra, plátano, aguacate.

 

Alimentos y sustancias contrarias a la vida sexual 

La salud y la fuerza vital están íntimamente unidas. El Tantra y la medicina naturalista tienen un concepto global del ser humano y lo que daña nuestra salud repercute de alguna manera en el resto de nuestro ser. Entonces, no hay mejor forma de prevenir la salud que sentir la fuerza positiva del amor y tener una gozosa vida sexual.

Aquí siguen una serie de consejos importantes para nuestra salud y nuestra vida sexual. Lo siguiente es lo que debemos evitar:

Tábaco: es el enemigo público número uno de nuestra salud y también del sexo, debido a que obstruye la circulación de la sangre en nuestras venas pueda causar muchas enfermedades y también problemas de erección en el hombre. Quien fume necesita 15 veces más vitamina C que cualquier persona que no fume, ya que la nicotina la destruye.

Alcohol y café: pueden irritar la próstata en los hombres, como también el azúcar y la sal consumidas en exceso.

La leche y el queso. Consumidos en exceso pueden ocasionar molestias estomacales, pero más importante aún: hacen que los fluidos adquieran un sabor ácido. Lo mejor es mantenerlos a raya para una noche de sexo intensa y pasional.

Bebidas gaseosas.  Según varios estudios, éstas no sólo aumentan el riesgo de sufrir de diabetes, además pueden causar depresión. Y esta condición afecta el deseo sexual.

Comidas procesadas. este tipo de alimentos tiene un alto nivel de colesterol. Este reduce el tamaño de los vasos sanguíneos y provoca problemas de presión. Esto puede hacer que no alcances una erección completa.

El consumo masivo de alimentos industriales y la llamada comida chatarra no sólo perjudican la salud sino que no nos aportan la energía vital necesaria para vivir y gozar positivamente del sexo.

Todos los alimentos que elevan la presión o tensión sanguínea también son perjudiciales para la sexualidad, como el exceso de grasas animales y de alimentos artificiales.