Clusters turísticos dominicanos: La eficiencia de la competitividad del turismo

El término clúster en la República Dominicana tiene sus inicios hace aproximadamente 12 años y luego de un largo transcurrir por caminos vecinales, montañas, regiones que nunca pensarían que alguien les podría tener en cuenta, reuniones, seminarios, talleres de capacitación, conferencias, charlas, se puede hablar de un desarrollo eficiente de clusters y de un máximo potencial por su desarrollo.

La República Dominicana cuenta hoy día con 10 clusters turísticos que han ido consolidando su identidad y su compromiso con cada uno de los sectores que ellos forman parte en una sociedad que va conformando una cadena de valores que beneficia a cada uno de estos afiliados.

Cada clúster posee su característica propia y con base en el conocimiento a través de un proceso de identificación de las mismas, saben cómo poder potenciar su desarrollo sostenible, en el cual la curva de progreso siempre va incrementando los beneficios de las comunidades donde tienen sus escenarios de acción.

A través del tiempo, el abandono y la indiferencia por parte del ente estatal de las regiones que se han considerado hasta hace poco como poco productivas es parte del pasado y ha servido como experiencia para el aprendizaje e impulso de desarrollo por parte de las comunidades.

Remitiéndonos al origen inglés de la palabra clúster tenemos el siguiente concepto:

“Ramo, racimo o conglomerado; en general, conjunto de cosas iguales que se agrupan en torno a un punto común”.

Y el mismo término en la gestión empresarial se emplea al conjunto de empresas concentradas en un mismo entorno geográfico y que desarrollan una actividad económica similar o pertenecen a sectores industriales relacionados entre sí.

Las empresas que conforman los clusters tienen claro el rol preponderante que les toca ejercer para la cooperación mutua para obtener una mejoría en la competitividad, alcanzando objetivos comunes.

Es así como se puede considerar entonces que los clusters turísticos se podrían definir por los servicios que disponen para el mercado turístico como lo son el alojamiento, la restauración, el transporte, guías, etc.,

También se definen por el marco geográfico, entiéndase ciudades, pueblos, rutas, y la infraestructura de museológica, entretenimiento, que posee o, incluso, por temas definidos de acuerdo a su potencialidad en la oferta. Así se pueden nombrar al turismo cultural, de naturaleza, agro ecológico, de aventura, sol y playa, gastronómico, etc.

En ese sentido, la República Dominicana se encuentra en una etapa de posicionamiento global con respecto a la oferta turística envidiable por los países de la región, ya que tradicionalmente es el principal destino de sol y playa del Caribe y ahora con el complemento de la diversidad de ofertas que agrupan los clusters del país esta oferta se potencializa en gran medida.

Con la ya creación de 10 clusters regionales, el turismo en la República Dominicana se perfila como un mercado que se consolidará más con el paso del tiempo, pero en el menor tiempo de lo que se podía estimar; claro, siempre será un desarrollo evolutivo que nunca se detendrá porque siempre habrá nuevas tendencias en el mercado que conllevarán a un mayor nivel de capacitación y actualización para poder insertarse en un mercado cada vez mas competitivo y globalizado.

Haciendo un paréntesis, podemos mencionar otras modalidades de clusters que ya han tenido resultados positivos en los mercados internacionales con el posicionamiento de sus productos, de esta manera podemos citar los siguientes:

Clúster de Confección de Santiago, Clúster del Mueble de Santiago, Clúster del Mango Dominicano, PROMANGO, Clúster Hortofrutícola de La Vega (CHLV), Clúster de Café de Jarabacoa, Conjunto Productivo del Banano, Clúster de Productos Orgánicos/Cacao y el Clúster de Macadamia entre otros.

Así podemos dar cuenta que los clústers, si funcionan y son el resultado de muchas jornadas de trabajo, a lo que conllevan es a tener un ejemplo de lo que se puede obtener con el desarrollo de los clúster turísticos del país.

Continuando con la descripción y labor de los clúster en el país, estos se encuentran agrupados en la figura del Consorcio Dominicano de Competitividad Turística, Inc. – CDCT- y se inter relacionan directamente con el Consejo Nacional de Competitividad –CNC- entidades que además tuvieron la oportunidad de organizar la 1ra Conferencia Temática de Clusters Turísticos Competitivos y Sostenibles de Calidad Mundial en Bavaro, con la participación por igual de la Dominican Sustentaible Tourism Aliance – DSTA- y la USAID, entre otras entidades que se relacionan directamente con la implementación, creación y desarrollo de los clúster turísticos en la República Dominicana.

Desde su creación hasta el presente, los clusters turísticos pueden hacer un balance en el que arrojará una cosecha de innumerables logros que resaltan el liderazgo de diversos proyectos desarrollados a la mejora del entorno ambiental, la infraestructura con que cuenta el destino, la integración de los actores que definen la oferta del sector.

Y así lo certifican los diversos reconocimientos logrados por la gestión del fortalecimiento empresarial en el compromiso adquirido por un desarrollo sostenible y competitivo que resalta por igual la generación de una marca ciudad.

El rol que juegan los clúster turísticos hoy día va de la mano con la sociedad aportando sus conocimientos y experiencias en la planificación de la integración comunitaria a través de entrenamientos, talleres de capacitación, aprovechamiento de los recursos en las diversas áreas, etc.

Ciudades donde se están desarrollando los clusters turísticos de República Dominicana:

Santo Domingo, Romana-Bayahibe, Samaná, Barahona, Pedernales, Jarabacoa, Constanza, Puerto Plata, Montecristi y la provincia de La Altagracia.

Por:

Javier Noguera es Ecólogo, productor y locutor  de Radio y Televisión

javiernoguera66@hotmail.com